Todo lo que necesitas saber para el embalaje de tu mudanza

Cajas para mudanzas

Todo lo que necesitas saber para el embalaje de tu mudanza

Cuando hablamos de una mudanza, seguro que a tu mente sólo aparecen las palabras “desorden”, “desorganización”, “contratiempos” y “destrozos”…
¿Y si pudieras evitar todo esto?

Cuando hablamos de una mudanza, seguro que a tu mente sólo aparecen las palabras “desorden”, “desorganización”, “contratiempos” y “destrozos”… Estás de suerte, te contamos que debes tener en cuenta sobre embalaje para mudanzas.

¿Y si te decimos que muchas de estos hechos podrían evitarse con una buena gestión? Es posible, y podrás lograr una buena mudanza si lees este artículo, y sobretodo si utilizas esponjas o palomitas… ¡sí sí! Lo has oído bien.

En este momento te estarás preguntando porqué hemos mencionado la palabra palomita o esponja en un artículo que habla sobre mudanzas… ¡sigue leyendo!

Para cualquier mudanza es imprescindible que tengamos en cuenta utilizar materiales de calidad, y es por eso que no cualquier caja vale… Las cajas reutilizadas suelen ser de mala calidad y estar dañadas. Lo primero que debes tener en cuenta es que la caja sea gruesa. Cajas con doble canal o triple canal serán tu aliado perfecto.

Después de haber elegido una caja adecuada, otro punto imprescindible a tener en cuenta es que la cinta adhesiva que aplicamos para cerrar las solapas de la caja sea de cierta calidad. Si no es así, nos encontraremos con precinto que se despega fácilmente.

Esto va muy ligado a la calidad de la caja, ya que si está fabricada con materiales adecuados, es menos probable que la cinta se despegue de ella.

Precinto para mudanzas

La protección interior de la caja también debe de ser un factor importante para tu mudanza, y es por eso que debemos tener muy presente materiales de protección como papel kraft, plástico de burbuja o separadores de cartón, sobre todo para empaquetar los objetos de las zonas con artículos más frágiles, como la cocina.

A modo de proteger internamente las cajas puedes utilizar chips de relleno o patatas de relleno, que permitirán que los paquetes más frágiles puedan ser transportados sin ningún problema.

También existen métodos caseros como utilizar las mismísimas palomitas! Aceptado como embalaje para mudanza, son económicas y serán un buen aliado para tus mudanzas!

No Comments

Deja tu comentario